/ julio 9, 2020

Cáritas Coimbra está preparando el regreso del proyecto DAPAS, cumpliendo con las normas de seguridad e higiene necesarias. Este proyecto vio interrumpido el inicio de la implementación de su piloto debido a la instalación del estado de emergencia causado por la pandemia de COVID-19.

El proyecto que reúne los resultados exitosos de los anteriores proyectos de soluciones AAL (Ambient Assisted Living) ya había reclutado a usuarios para recibir el sistema DAPAS durante un año en sus hogares. Esta innovadora solución se basa en las necesidades de los adultos mayores y tiene como objetivo mejorar su calidad de vida. Cáritas Coimbra es responsable de probar la eficacia y la aceptación de este sistema con 40 participantes.

Cada usuario que participe en el proyecto recibirá una tablet con un sistema que facilitará la vida cotidiana, la comunicación y aumentará su seguridad. Dada la abrupta interrupción de esta fase del proyecto, Cáritas Coimbra está preparando actualmente paquetes para su entrega a los usuarios, a través del Servicio de Apoyo a Domicilio, y una sesión inicial de videoconferencia para dar instrucciones a los participantes. También se está instruyendo a los familiares para que instalen la aplicación DAPAS para poder contactar remotamente a través del sistema de mensajes o llamadas con sus familiares.

Sólo el equipo especializado, con el uso de máscaras y guantes, se pone en contacto con los usuarios. Todo el equipo es desinfectado antes de su entrega. Se pretende continuar con el proyecto piloto y responder a la soledad y aislamiento que esta pandemia ha traído a los adultos mayores.

DAPAS está cofinanciado por el Programa Europeo AAL (Active Assisted Living – ICT for Ageing, 2017) y, en el caso portugués, por la Fundación para la Ciencia y la Tecnología.

Compartir esta entrada